Location,TX 75035,USA

If oportunity doesn't knock, build a door

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Creación de contenidos a distancia: ¿la nueva normalidad?

10 junio 2021

La crisis sanitaria y social ha empujado a los creadores de contenidos a reinventarse. En los últimos meses han surgido nuevas formas de producción de contenidos más fluidas, menos costosas y que aprovechan al máximo las posibilidades del trabajo a distancia. Así es como funciona.

Es un eufemismo decir que la ola Covid-19 ha tenido un profundo impacto en nuestros estilos de vida, llevando a la adopción de nuevos usos y nuevas formas de trabajo. Con esta crisis y los múltiples confines impuestos por las autoridades, el teletrabajo ha hecho estallar su techo de cristal.

Cambiar vidas (en el trabajo)

El barómetro anual del Teletrabajo 2021 de Malakoff Humanis destaca que, en plena crisis, el número de teletrabajadores alcanzó el 41% de los empleados. Si esta cifra ha retrocedido hasta el 31% a finales de 2020, el número de días teletrabajados sigue siendo elevado, con 3,6 días por semana de media (frente a 1,6 días a finales de 2019). Lo mismo ocurre con Capgemini, cuyo último informe sobre el futuro del trabajo destaca que casi tres de cada diez empresas francesas creen que más del 70% de sus empleados seguirán teletrabajando, mientras que casi el 30% de los empleados franceses esperan teletrabajar al menos tres días a la semana en el futuro. El teletrabajo ya forma parte de nuestras vidas.

El teletrabajo también supone digitalizar la forma de trabajar: herramientas de videochat (Zoom, Hang Out, Teams…) o conferencias online, adopción masiva de soluciones de comunicación en tiempo real como Slack. Según Capgemini, la productividad de los empleados ha aumentado en el 74% de las empresas francesas en el tercer trimestre de 2020 gracias a la reducción del tiempo de desplazamiento, la flexibilidad de los horarios de trabajo y la adopción de herramientas colaborativas virtuales.

La producción de contenidos ha entrado en una nueva dimensión

Tras una desaceleración inicial, empresas de todos los tamaños y sectores han comprendido rápidamente la importancia de seguir produciendo contenidos atractivos para mantener el vínculo con sus clientes y comunidades. El Gobierno francès también lo entendió, al proponer un cheque de 500 euros para ayudar a las VSE y las PYME que tuvieron que cerrar durante la crisis a crear su sitio web.

Por eso no es de extrañar que el comercio electrónico goce de buena salud en Francia. La Fevad (Federación de Comercio Electrónico y Venta a Distancia) nos dice que las ventas por Internet alcanzarán los 112.000 millones de euros en 2020 gracias a la acelerada digitalización del comercio minorista, lo que supone un aumento del 8,5% en un año. Como podemos adivinar, las ventas por Internet han permitido que muchas tiendas físicas cerradas sigan funcionando.

Dicho esto, no basta con poner un sitio web en línea para que funcione. En un mundo ultracompetitivo en el que los productos de todo el mundo son accesibles en un puñado de clics, hay que hacer que la gente quiera comprar ofreciendo a los clientes y prospectos un contenido impactante.

Como estudio de creación de vídeos, recordamos constantemente a nuestros clientes que el 90% de los consumidores dicen que los vídeos les ayudan a tomar una decisión de compra, que 7 de cada 10 consumidores prefieren el vídeo al texto para conocer un producto o servicio y que el 64% de los consumidores son más propensos a comprar un producto en línea después de ver un vídeo sobre él. La eficacia de los contenidos de vídeo en la decisión de compra está demostrada.

Aun así, entrar en la producción de vídeo puede asustar a algunas personas, especialmente a las VSE y a las PYME con un presupuesto de comunicación limitado. Pero los tiempos han cambiado. Y no se trata sólo de vídeo. Los formatos que antes tenían fama de ser excesivamente caros se han vuelto bastante accesibles gracias a los nuevos participantes que están revolucionando la forma de producir contenidos.

El boom de los podcasts

Ayer, un anunciante que deseaba crear un programa de radio se embarcó en una extraña empresa: alquilar un estudio de grabación, contratar especialistas, establecer horarios… Una verdadera carrera de obstáculos, tanto en términos de presupuesto como de logística. Hoy en día, nada más fácil que grabar un podcast a distancia. Las condiciones: un buen micrófono, una grabadora (la de tu smartphone puede servir), una sala adecuada (no demasiado grande y sin ruidos) y, sobre todo, una conexión a internet de calidad. Han surgido muchas soluciones que permiten a los podcasters expresarse sin arruinarse. Mencionemos SquadCast o Zencastr (que ofrece una versión gratuita).

El boom del vídeo

El vídeo no se deja de lado. Se trata de una tendencia básica que precede a la crisis sanitaria: con el mismo presupuesto, los anunciantes necesitan multiplicar los vídeos para distribuirlos de forma selectiva en sus distintas redes sociales. De ahí el interés de grabarse a sí mismo, con el teléfono, antes de utilizar una solución de edición online simplificada, como JustEdit.Studio, que permite mejorar la calidad de los vídeos producidos gracias a funciones fáciles de usar (plantillas, traducciones y subtítulos, transcripción, erratas y animaciones, recursos audiovisuales libres de derechos…). Esta nueva forma de hacer las cosas facilita la producción de vídeos creativos sobre la marcha y por poco dinero. Y se adapta a una gran variedad de formatos: tutoriales, entrevistas, teasers, ofertas promocionales, ofertas de trabajo o incluso visitas inmobiliarias. La crisis sanitaria ha demostrado que el trabajo a distancia y la producción de vídeo son una buena combinación. El uso de una plataforma de creación de vídeos en línea permite a todas las partes implicadas en un proyecto editar, compartir y aprobar vídeos en tiempo real. Además, una solución como JustEdit.Studio también permite a sus clientes tener acceso a una red internacional de profesionales en cualquier momento para potenciar los vídeos producidos (editores, diseñadores gráficos, redactores, directores creativos…).

No cabe duda de que la producción de contenidos ha entrado en una nueva era, a distancia y en línea. ¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *