Formación en vídeo para sus empleados: ¿por qué funciona?

5 noviembre 2021

En los últimos años, con la llegada del Covid, entre otras cosas, la formación en las empresas ha experimentado una drástica evolución en la forma de llevarla a cabo.
Cada vez más, la formación presencial se sustituye por el vídeo, que tiene muchas ventajas.

Formación por vídeo: su importancia

La formación en vídeo le permite:

  • ofrecer contenidos fácilmente personalizables y adaptables.
  • poner a todos los empleados al mismo nivel, con los mismos conocimientos, lo que conduce a una mejor cohesión del equipo.
  • ahorrar mucho tiempo. Una vez filmados y editados, estos vídeos pueden reutilizarse a voluntad,
  • reducir los costes.

Además, el vídeo es un medio que facilita el aprendizaje. De hecho, con el texto, nuestro cerebro sólo memoriza una media del 10% de la información presentada, frente al 35% cuando se interactúa con imágenes.
Esta cifra aumenta aún más cuando el texto se combina con imágenes, lo que nos permite memorizar hasta el 65% de la información presentada.

Más allá de un simple vídeo de formación, los formatos cortos son cada vez más preferidos que los formatos más largos por varias razones:

  • el contenido breve ayuda a la memorización,
  • puede ser revisado varias veces sin que le lleve demasiado tiempo.
  • este formato también da más libertad y autonomía a los empleados, que pueden formarse en cualquier momento, sin que se convierta en una limitación en su horario.

Por lo tanto, este contenido “snackable” es una opción real a tener en cuenta a la hora de ofrecer formación a los empleados.

Las ventajas de la formación por vídeo son innumerables:

  • reducción de los costes relacionados con el alquiler de salas de formación,
  • formación idéntica para todos, lo que permite una coherencia mucho mayor para los empleados,
  • un aprendizaje mucho más autónomo,
  • un formato que se puede consumir en cualquier lugar y en cualquier momento,
  • mensajes claros, y mucho más.

En resumen, la formación por vídeo es un sistema innovador, atractivo y rentable, lo que explica el creciente interés que muestran las empresas y los empleados.

Pero, ¿cuáles son los pasos esenciales de un vídeo de formación y los ingredientes de un vídeo de formación exitoso?

Vídeo de formación: ¿cómo hacerlo?

Podemos identificar 4 etapas en su creación:

  • de los scripts,
  • el storyboard,
  • el rodaje y, por último,
  • la edición.

El sript te permite tener un hilo conductor a lo largo de todo el vídeo y mantenerte en el tema.
El storyboard viene después, y consiste en identificar todas las tomas que compondrán el vídeo representándolas visualmente.
A continuación, el rodaje, en el que se realiza el vídeo siguiendo el guión gráfico.
Por último, la edición, que reúne todos los elementos, integra las transiciones, añade texto y mucho más.
Para hacer un vídeo de formación completo y de calidad, estos diferentes pasos son esenciales.
Por último, para que un vídeo tenga éxito, lo mejor suele ser utilizar un formato conciso, y que sea sencillo y natural.

Un vídeo corto con una dicción clara y tranquila que siga a las animaciones y descripciones en pantalla ayudará a los empleados a sentirse más cómodos con el contenido y, por tanto, a asimilarlo mejor.

Formación en vídeo: casos de uso

La formación por vídeo tiene muchos casos de uso; ya sea para:

  • formación de los empleados sobre diversos temas (formación ética en las empresas, actualización de conocimientos sobre diferentes programas informáticos, adquisición de nuevas competencias necesarias, etc.),
  • aceleración del “onboarding” (vídeo universal para los nuevos empleados, integración de los valores y prácticas de la empresa, primeras misiones de integración, etc.),
  • o para otros temas, ahora es más que necesario que las empresas consideren la opción de la formación en vídeo.

Al fin y al cabo, qué mejor manera que la formación en vídeo para crear coherencia de marca entre los empleados, conocimiento global de los valores y comportamientos éticos, aclarar la jerarquía de la toma de decisiones, etc.

Para concluir, el vídeo es el formato que crece y se adapta a la formación. Ágil, económico, coherente, este formato ha conquistado tanto a las empresas como a los empleados.
Una cosa es el rodaje y otra el montaje.
Sin necesidad de conocimientos técnicos, recomendamos una solución de edición en línea simplificada, como JustEdit.Studio.

JustEdit.Studio ha diseñado una plantilla de formación que te permite editar tu vídeo en unos pocos clics, paso a paso.
También podrás mejorar la calidad de tus vídeos producidos gracias a las funciones fáciles de usar (traducciones y subtítulos, transcripción, erratas y animaciones, recursos audiovisuales libres de derechos…). Esta nueva forma de hacer las cosas facilita la producción de vídeos creativos sobre la marcha y por muy poco dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *