Location,TX 75035,USA

If oportunity doesn't knock, build a door

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

¿Qué hace que el vídeo sea el arma de entrenamiento por excelencia?

10 junio 2021

Hoy se espera que las empresas sean socialmente responsables. Tanto interna como externamente, deben comunicar sus acciones concretas. Sin BS pero con un tono atractivo y movilizador. ¿La clave del éxito de la comunicación de la RSE? ¡El vídeo!

El contexto en el que las empresas se expresan está cambiando. En los últimos años, hemos asistido a un debilitamiento de los organismos intermediarios que afectan a los partidos políticos, los sindicatos y los medios de comunicación, mientras que la sociedad civil expresa una mayor demanda de sentido con la aparición de un consumidor y un empleado ciudadano.

Dar sentido

Esto es algo bueno, ya que desde la aprobación de la Ley PACTE, cualquier empresa puede pretender llevar una parte del interés general. Los legisladores han introducido la noción de “razón de ser” y el estatuto de “empresa con misión”. Más allá de las grandes palabras, se espera que las empresas adopten medidas concretas. Un reciente estudio de Accenture revela que el 62% de los clientes espera que las empresas se comprometan con cuestiones candentes como el desarrollo sostenible, la transparencia y la no discriminación en la contratación. Como puede ver, cuando se trata de la RSE, hay que hacer algo, pero también hay que hacérselo saber a la gente.

Hacer y hacer saber a la gente

La comunicación de la RSE se ha convertido en una cuestión altamente estratégica. El Grupo Edelman ha establecido que el 65% de los franceses consumen los productos de una marca según sus convicciones. Lo mismo ocurre con la marca del empleador: el compromiso social de las empresas es ahora un criterio diferenciador para la contratación. ¡El 79% de los “millenials” hacen de la RSE un criterio importante en su búsqueda de empleo! Esto no significa que debamos comunicar indiscriminadamente y perder el contacto con la realidad de las acciones emprendidas: no hay nada peor que las declaraciones de intenciones que no van seguidas de acciones y las sospechas de “lavado verde”.

Construir un discurso de prueba

Poner el vídeo en el centro de su estrategia de comunicación de RSE puede ser diabólicamente eficaz cuando se trata de construir una narrativa de prueba. El vídeo, más que cualquier otro medio, permite mostrar la realidad de las acciones realizadas in situ. Al filmar sus iniciativas medioambientales o sociales, una empresa también aumenta el alcance de sus declaraciones. En las redes sociales y, en general, en Internet, el vídeo está suplantando al texto y a la imagen. Si está leyendo estas palabras, ¡felicidades! Según Nielsen Norman, usted es un ejemplo: esta empresa de investigación ha establecido que los usuarios de Internet sólo leen el 20% de una página web de 593 palabras. Al mismo tiempo, el “Informe Global de Fenómenos de Internet” fija en un 60% la cuota del vídeo en el tráfico de Internet. Una ola en la que las empresas que desean comunicar sus iniciativas de RSE harían bien en surfear.

El vídeo acabó con el informe de RSE

Cuando se trata de la comunicación de la RSE, el uso del vídeo permite involucrar tanto al público interno como al externo. Sabemos que el vídeo es el medio más eficaz para transmitir emociones. Ofrece a las empresas la posibilidad de humanizar su comunicación al tiempo que da vida a su razón de ser y a sus compromisos con la sociedad. Llévese este informe de RSC en formato pdf

Para plasmar sus iniciativas de RSE, las empresas pueden entrevistar a los empleados, pero también filmar las acciones puestas en marcha en sus instalaciones. En la misma línea, el vídeo pretende convertirse en una herramienta estratégica para que los empleados se conviertan en partes interesadas en la comunicación de la RSE de la empresa. Pueden encargarse de filmar iniciativas eco-responsables, con sus teléfonos móviles por ejemplo. A partir de entonces, la comunicación de la RSE ya no se despliega verticalmente, sino que se convierte en el fruto de un esfuerzo colectivo en el que todos contribuyen a la construcción.

Por supuesto, las empresas tienen que enfrentarse a la realidad. La externalización de la producción de vídeo tiene un coste. Y la necesidad de vídeo no hace más que crecer, impulsada por la evolución de los usos y la necesidad de producir contenidos cada vez más segmentados. ¿La cuadratura del círculo? No necesariamente. Utilizando una solución de edición en línea simplificada como  JustEdit.Studio te permite mejorar la calidad de los vídeos que produzcas gracias a funciones fáciles de usar (plantillas, traducciones y subtítulos, transcripciones, fuentes y animaciones, recursos audiovisuales libres de derechos…) y multiplicar el número de vídeos sin disparar tu presupuesto.

¿Y si internalizar la producción de vídeos con el apoyo activo de los empleados, junto con el uso de una solución de edición en línea, fuera la fórmula mágica para una comunicación de RSE eficaz y exitosa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *